Hibernación en Windows 11

Por si no te habías dado cuenta, en Windows 11, por defecto, no aparece la opción de hibernar cuando vas a apagar tu ordenador o portátil.

Es más, esto es algo que ya ocurre desde Windows 8 y quizás no te has dado cuenta.

En mi caso, tengo un portátil con Windows 10, aún no he actualizado a Windows 11, porque ya tiene unos años, el portátil, y no me permite actualizar al nuevo sistema operativo de Windows.

Y no recuerdo si en Windows 10 ya tenía desactivada esta opción de hibernación por defecto, y es algo que yo activé en su momento.

Hibernación en Windows 11

¿Qué es el modo hibernación?

Pero empecemos por el principio. Quizás no conoces qué es el modo de hibernación de Windows.

Desde Windows 8, cuando apagas tu ordenador desde la opción de Apagar del botón Inicio, realmente no estás apagando el ordenador.

Es lo que viene a llamarse Inicio rápido de Windows, que es un sistema por el que tu portátil u ordenador, se quedan en estado de semi hibernación, de manera que, cuando vuelves a encenderlo todo carga más rápido.

Es por este motivo, que el modo hibernación pasó a la historia, como opción que se mostraba, a la hora de apagar tú portátil.

Pero, ¿qué es el modo hibernación?

El modo hibernación es aquel que permite guardar el estado de todas tus tareas, todo lo que tengas abierto en ese momento en el ordenador, de manera que, cuando el ordenador vuelve de su estado de hibernación todo permanece abierto, tal y como lo tenías.

Es ideal para no tener que cerrar y abrir tus programas favoritos cada vez que apagas el ordenador.

De hecho, así es como lo hago yo cada día. Al final del día, hiberno el portátil para agilizar luego mi puesta en marcha al día siguiente cuando lo enciendo de nuevo.

Eso sí, lo que sí te recomiendo, a modo de precaución, es que, por ejemplo, si tienes algún documento office abierto, como una excel, un word, etc. guardes los cambios y si me aputas, también los cierres, aunque no tendrías por qué con el modo hibernación, no siempre hay que fiarse del sistema.

Diferencias entre el modo suspensión y el modo hibernación

Si estás pensando en hibernar tu portátil u ordenador, seguramente te haya surgido la duda: por algo será que Windows ha quitado la opción hibernar y ha dejado el modo suspender ¿no?

Te explico.

Como te he comentado antes, desde Windows 8, Windows creó el Inicio rápido de Windows, que te he comentado, es un estado de semi hibernación.

Con esta opción activa por defecto, el modo hibernación carecía de sentido y por eso lo quitaron del menú de apagado.

Pero esto no es del todo así. Haz la prueba. Deja todo abierto y apaga el portátil u ordenador. ¿Qué ocurre? Pues que todos tus programas se cierran. Así que no nos sirve esta opción de Windows como modo para hibernar nuestro trabajo y luego seguir en el punto en el que estábamos.

Por otro lado están hoy día los discos SSD. Su velocidad de transferencia de datos hace casi innecesario tener otro sistema para un inicio rápido del sistema.

¿Y qué pasa con el modo de suspensión?

Pues la diferencia entre el modo suspensión y el modo hibernación reside en la forma de almacenar los datos.

En el modo suspensión el estado actual del sistema se guarda en la RAM, mientras que en el modo hibernación lo hace en el disco duro.

Ambas introducen al equipo en un modo de ahorro de energía y encendido más rápido.

En el modo en suspensión el equipo ahorra menos energía, pero se inicia más rápido. En el modo hibernación es justo lo contrario, ahorra más energía pero su reinicio es algo más lento.

¿Cómo activo el modo hibernación en Windows 11?

Ya tienes claro qué es y para qué sirve cada opción de apagado de Windows que tienes a tu disposición. Ahora queda enseñarte cómo puedes activar la opción para hibernar en Windows 11.

  1. El primer paso es que desde la lupa de búsqueda, busques «Panel de control»
  2. Te saldrá para elegir la aplicación de toda la vida de panel de control. Ábrela.
  3. En las opciones que aparecen, ve a Sistema y seguridad.
  4. Luego pincha en Opciones de energía
  5. Del menú izquierdo, selecciona Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado
  6. Abajo, verás que te aparecen unos checks deshabilitados. Para poder modificar las opciones deberás pulsar donde dice: Cambiar la configuración actualmente no disponible.
  7. Al hacerlo, se habilitan los checks para que puedas activarlos o desactivarlos.
  8. Activa el check de Hibernación.
  9. Guarda los cambios.

Ya estaría. Ahora si te vas al botón de Inicio, verás que tienes la opción Hibernar junto con las opciones de Apagar, Reiniciar y Suspender.

Mi configuración preferida

A modo de información extra, si tienes un portátil, te comento la configuración que le tengo puesta al mío, desde donde estoy escribiendo este artículo.

NOTA: La siguiente configuración no tienes por qué tenerla igual ni cambiar nada en tu equipo. Es solo por si te sirve para comparar. Cada uno tiene sus manías y mi manía es poner así el ahorro de energía de mi portátil.

Con bateríaCon corriente alterna
Al presionar el botón de inicio/apagadoApagarApagar
Al presionar el botón de suspensiónNo hacer nadaNo hacer nada
Al cerrar la tapaNo hacer nadaNo hacer nada
La configuración que actualmente tengo puesta en mi portátil
  • Activar inicio rápido: desactivado
  • Suspender: desactivado
  • Hibernar: activado
  • Bloquear: activado

Sé lo que me vas a decir, que con esa configuración gasto mucha batería. Pues no te digo que no, pero priorizo el comportamiento y funcionamiento de las aplicaciones y programas abiertos al ahorro de energía. De esta manera, puedo trasladarme con el portátil de aquí para allá, con la seguridad que no se me cierra nada y todo sigue funcionando.

¿Y tú? ¿Qué configuración prefieres?

Te puede interesar:  Cómo abrir Chrome siempre a pantalla completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba